Cómo aliviar los síntomas del asma infantil

Categories: Salud

El asma infantil es la enfermedad crónica que más predomina en la infancia. Disminuye la calidad de vida de un elevado número de niños y niñas, adolescentes y de sus familias. Comencemos por saber qué es el asma, cuáles son sus síntomas, causas y cómo se diagnostica.

El asma es una enfermedad crónica de los pulmones que inflama y estrecha las vías respiratorias. El asma hace más difícil el flujo del aire en los pulmones, causa silbidos al respirar, falta de aire, presión en el pecho, produce mucosidad espesa que cuesta expulsar, y síntomas nasales como picor, estornudos, taponamiento. También produce tos, generalmente irritativa, con pocas flemas, y en ocasiones absolutamente seca, sobre todo durante la noche o  en la mañana temprano. Estos síntomas varían de unas personas a otras, tanto en el tipo, como en su gravedad y frecuencia de aparición.

Las vías respiratorias son tubos que conducen el aire que entra y sale de los pulmones. En las personas que sufren de asma, las vías respiratorias están inflamadas, o sea hinchadas. Esto hace que sean muy sensibles y tiendan a reaccionar fuertemente a la inhalación de ciertas sustancias.

¿Cuáles son las causas del asma?

No se sabe cuál es la causa exacta del asma. Los investigadores creen que ciertos factores genéticos y ambientales interactúan para causar el asma, generalmente en los primeros años de la vida. Los factores pueden ser:

  • Tendencia hereditaria a presentar alergias, que se llama atopia
  • Ciertas infecciones respiratorias durante la infancia- como un catarro o gripe.
  • Contacto con alérgenos que se transportan por el aire o exposición a algunas infecciones virales en los primeros meses o años de vida, cuando el sistema inmunitario se está desarrollando
  • Irritaciones provocadas por polvo, cigarrillos y diversos humos o vapores.
  • Productos químicos (y otras sustancias) encontradas en los puestos de trabajo- es el llamado asma profesional.
  • Alergias al polen, medicinas, animales, ácaros del polvo de la casa o ciertos productos de alimentación, especialmente conservantes y colorantes.
  • El ejercicio, sobre todo en ambientes fríos o secos.
  • Ciertas medicinas también pueden provocarla.

 

Diagnóstico del asma

Generalmente lo primero que el médico hace es preguntarle sobre sus antecedentes familiares de asma y alergias. También si tiene síntomas de asma, cuándo y con qué frecuencia se presentan, ya que pueden presentarse solo durante ciertas épocas del año, en ciertos lugares o si empeoran por la noche. Luego le auscultará el pecho para oír sus sonidos respiratorios y buscará indicios de asma o alergias. Entre estos signos están las sibilancias, la congestión nasal o la inflamación de las vías respiratorias nasales, así como los problemas alérgicos de la piel, tales como el eccema.

Pruebas diagnósticas

  • Pruebas de función pulmonar o espirometría. En ella se puede ver cómo están funcionando sus pulmones. Esta prueba mide cuánto aire puede entrar y sacar de los pulmones. También se puede observar el funcionamiento de sus pulmones durante la actividad física o después de recibir dosis crecientes de aire frío o de inhalar una sustancia química especial.
  • Detección de alergias o Prick test. Se realiza inyectando en la cara anterior del antebrazo pequeñas cantidades de sustancias denominadas alérgenos, y midiendo después la reacción cutánea que producen.
  • Radiografía de tórax. Servirá para evaluar la presencia de complicaciones y descartar otras enfermedades con síntomas similares, como infecciones del aparato respiratorio, aspiración de cuerpos extraños, o malformaciones de los bronquios.
  • Monitorización en el domicilio. Se utiliza un aparato similar a un espirómetro portátil, de manejo sencillo, y que mide el flujo espiratorio máximo o FEM (cantidad de aire que se expulsa en la espiración). Sirve para detectar un empeoramiento de manera precoz, medir la respuesta a un tratamiento, o identificar sustancias que desencadenan los síntomas.

asma infantil

Estudios científicos y experimentales con Photon Terapia para el tratamiento del Asma Infantil

El presente estudio es un doble ciego controlado por placebo que valora el potencial curativo de las prendas fabricadas con fibra de (BIP) en el asma infantil.

El trabajo se realizó entre Mayo y Diciembre de 1997 en el Departamento de Alergología del Hospital Infantil de la ciudad de Lviv (Ucrania) por acuerdo de este hospital con el Departamento de la Facultad y el Hospital pediátrico de la Universidad Estatal de Medicina de Lviv. El estudio está dirigido por el profesor S.Tkachenko, Jefe del departamento de la facultad y por el Dr.D Kuyt Jefe del Hospital infantil y referenciado por S. Gerasimov y R. Coghill.

El análisis razonado para realizar el estudio se basó en los siguientes datos:

• Informes acerca de la eficacia clínica de los IR generados por láser en niños con asma.

• Las anormalidades en la microcirculación y el equilibrio en la actividad enzimática que aparecen en los niños asmáticos en contraposición a los datos que sugieren la acción normalizante del IR ancho en la microcirculación en otras enfermedades.

• El aumento importante de la peroxidación lipídica en los niños asmáticos en contraposición a los efectos antioxidantes del IR lejano.

Objetivo y metas del estudio

El objetivo fue evaluar el potencial curativo y preventivo de las camisetas hechas con (BIP) en niños asmáticos utilizadas en condiciones que simularon uso diario entre 3 y 6 meses.

Las metas del estudio eran la determinación y evolución tras el uso continuado de camisetas realizadas con fibra de BIP de los siguientes parámetros :

• Modelo clínico del asma infantil.

• Dosis de medicación en el asma infantil.

• Cambios flujométricos.

• Cambios en la microcirculación pulmonar medidas por reopulmonografias.

• Cambios en la peroxidación lipídica en los niños asmáticos.

• Reacciones adversas al tratamiento.

Y proporcionar información clínicamente relevante que sirviera como base para investigaciones futuras sobre el potencial terapéutico de la fibra de BIP.

Selección de los pacientes

Se tomó una población de niños asmáticos de varias edades y ambos sexos con asma bronquial debidamente documentado con los siguientes criterios:

Asma bronquial bien documentado con historial clínico superior a un año, flujometría repetidas y concluyente, y con terapia específica antiasmática que haya tenido resultados evidentes excluyendo todas las enfermedades similares al asma, con consentimiento paterno y aceptación de las condiciones del estudio (uso de la camiseta, visitas, hoja de recogida de datos, etc.). Se clasificó cuidadosamente a los niños de acuerdo con características clínicas en 4 grupos según el asma fuera intermitente, leve, persistente, moderado o grave y se les mantuvo con la medicación de base para evitar casos en las que peligrara la vida del paciente tomando todas las medidas necesarias para asegurar la comparabilidad de los grupos placebo y de exposición real vigilando los grupos en cuanto a sexo y edad.

Resultados

Los principales resultados obtenidos son los siguientes:

En pacientes con asma intermitente:

• Reducción notable de la sintomatología nocturna.

En pacientes con asma persistente moderado:

• Sin aumento de la sintomatología con el cambio de estación (otoño).

• Reducción significativa de la tos, jadeos y mejoría de la calidad del sueño.

• Reducción de la necesidad de terapia broncodilatada pero no consigue por si solo el control total del asma por lo que puede considerarse como una terapia complementaria pero no alternativa.

En pacientes con asma moderado que toman cromoglicatos:

• Menos tendencia a toser, menos frecuencia de jadeo y mejor calidad de sueño.

Cambios en la flujometría en el grupo asma leve:

• Incremento del nivel matutino del pasaje bronquial. Cambios en la flujometría en el grupo asma moderado.

• Crecimiento significativo en el flujo aéreo tanto matutino (P=0,014) como vespertino (P=0,039).

Espirometría

Los pacientes que llevaban prendas placebo en la estación otoñal redujeron significativamente la capacidad vital (CV) de 2,251 a 2,11 (p=0,038) los que llevaban prendas de FP no experimentaron cambios en dichas variables manteniendo la capacidad vital y mejorando los propios resultados en la prueba de espiración máxima.

Actividad S.O.D. (Superóxido dismutasa)

Con el uso de camisetas de BIP la actividad S.O.D. aumentó del 5,89% al 8,11%

(p=0,069) en el grupo de pacientes con asma moderado.

Actividad catalasa

El BIP contribuyó a la normalización de la actividad catalasa en pacientes con asma moderada tanto si recibían cromoglicatos como si no los utilizaban.

Contenido de Hidroxiperóxidos lipídicos

Se objetivó una reducción de CDHP (hidroxiperóxidos de DIENO conjugados) en los niños con asma moderado que no recibían cromoglicatos y se redujeron los conjugados de TBA (compuestos producidos en la peroxidación lipídica que reaccionan con el ácido tiobarbitúrico) en el suero sanguíneo de los pacientes que no recibieron cromoglicatos.

Los datos del estudio sugieren la acción beneficiosa del BIP en algunos síntomas de los asmáticos intermitentes o crónicas leves y en la mayoría de los síntomas de los pacientes con asma moderado no sometidos a la terapia con cromoglicatos (disminución significativa de la frecuencia, en intensidad, de los principales síntomas asmáticos y mejoría de la sintomatología nocturna).

Conclusiones

• El uso de las prendas fabricadas con Photon (BIP) indica una escasa actividad antiasmática en los niños que se puede detectar realizando un chequeo diario de los síntomas y del “peak flow” durante al menos 4-5 meses de exposición y llevando a cabo otros análisis estadísticos de la tendencia.

• La actividad más evidente de las prendas de BIP se observa en el grupo de pacientes con asma bastante grave que no se someten a una terapia profiláctica apropiada. Sin embargo, en los otros grupos se puede esperar una ligera mejoría de uno de los diversos síntomas asmáticos.

• Las prendas de BIP no pueden garantizar un control satisfactorio sobre el curso de la enfermedad y los cromoglicatos presentan una eficacia mucho mayor en cuanto al impacto de los beneficios. Las prendas de BIP no actúan como agentes que fomentan los efectos de los cromoglicatos, por lo tanto parecen ser generalmente indicados en los protocolos de terapias convencionales. Sin embargo, cuando se utilizan en asmáticos moderados que no reciben cromoglicatos, las prendas de BIP reducen de algún modo la frecuencia de los fármacos broncodilatadores y por ello reducen la carga de productos químicos en el organismo.

• En los individuos receptivos, las prendas de BIP actúan aumentando el intercambio de energía o inhibiendo la peroxidación de lípidos mediante la activación de los enzimas antioxidantes que probablemente libera la piel a partir de la exposición.

• Teniendo en cuenta lo expuesto anteriormente, en el asma infantil las prendas BIP se pueden clasificar como un medio con una escasa acción modificadora pero que alivia los síntomas en la población asmática infantil.

• El impacto curativo de las prendas de BIP se puede desarrollar en sujetos receptivos después de 4-5 meses de exposición diaria por las noches y tal vez cuando los pacientes evitan los contactos con los alérgenos irritantes, los cuales pueden enmascarar los efectos de las prendas BIP.

• También se recomienda realizar ensayos piloto durante 2-3 meses con un paciente determinado para evaluar la eficacia individual y los motivos para realizar otra exposición.

Esperamos que te guste la información y contribuya a tu bienestar general.

Centro Photon ENERVIDA

Centro Photon Enervida

Comments

Déjanos tu comentario

Tu dirección de email no será publicada. * Datos obligatorios.

Información de contacto

 Tenerife: 922 539 922 / Las Palmas: 928 909 706
 photoncanarias@gmail.com
 Manzana C, edif. Tastusa, Local 15, Poligono Industrial de Guimar, 38509 Arafo, Santa Cruz de Tenerife

Google Maps

Top